¿CÓMO SE CATALOGA AL REFLUJO GASTROESOFÁGICO?


El reflujo gastroesofágico es el paso del contenido del estómago hacia el esófago. Este no siempre se ve, excepto cuando llega a la boca y es regurgitado hacia afuera o ingerido nuevamente. Este es un proceso que ocurre normalmente después de comer, ya que el estómago regresa parte del ácido y la comida hacia el esófago porque están en funcionamiento algunos mecanismos de defensa:

  • Las contracciones musculares del estómago que devuelve el reflujo hacia el estómago.
  • El esfínter esofágico de la parte inferior del esófago, que tiene que permanecer cerrado la mayor parte del tiempo después de comer.
  • Los movimientos musculares del estómago que facilitan su vaciamiento reduciendo su volumen.

El reflujo gastroesofágico es muy común en la infancia porque en los bebés los mecanismos de defensa, antes descritos, no están completamente desarrollados. El 40% a 65% de los lactantes sanos regurgita por reflujo entre el primer y cuarto mes de vida y disminuye alrededor del primer año.

Para catalogar a un bebé lactante con regurgitaciones debe presentar dos o más regurgitaciones por día, por tres o más semanas, sin náuseas o arcadas, sin expulsión de vómito con sangre, sin dificultades para digerir su leche, sin dificultades para respirar o episodios de aspiración.

 

Referencia bibliográfica: World J Gastroenterol (2004); 10:1795-7.