DISQUECIA INFANTIL, EL FALSO ESTREÑIMIENTO EN LOS NIÑOS


Es un problema relacionado a la defecación que ocurre, generalmente dentro de los tres primeros meses de vida del
bebé. No es un trastorno muy frecuente, pero causa mucha preocupación a los padres.

El bebé que presenta este problema suele pujar hasta ponerse muy rojo, llora y se fastidia durante muchos intentos de
tratar  de  defecar  sin  poder  hacerlo.  A  su  vez,  repite  esto  durante  varias  veces  al  día  hasta  conseguir  defecar  heces  
blandas o líquidas.

Muchas veces, este síntoma se suele confundir con un cólico infantil o estreñimiento, pero en realidad es un problema
causado por la inmadurez de los intestinos cuando ocurre una incoordinación para la expulsión de heces. Normalmente
deben  coordinarse  los  movimientos  intestinales  y  el  aumento  de  presión  dentro  del  abdomen,  con  la  relajación  del  
esfínter anal del bebé; sin embargo, en los bebés con disquecia no existe esa coordinación.

El examen físico de un bebé que presenta este trastorno debe incluir la exploración del recto para descartar cualquier
problema anatómico en el ano y en el recto. Este trastorno no requiere tratamiento y se resuelve naturalmente al cabo
de  unas  cuantas  semanas.  Asimismo,  no  es  necesario  el  uso  de  supositorios  u  otras  técnicas  de  estimulación  en  el  
bebé.

Referencia bibliográfica: Issell, C.,  et al., (2020). Functional Digestive Disorders in Infants. Archivos de medicina, 16 (2:2). doi: 10.3823/1425.